17 ago. 2017

Pensamientos mientras pinto una pared



Primero los bordes con pincel,
porque si no pinto el techo.
Eso me dijo mamá.
Después con rodillo.
Me subo a la escalera.
De arriba todo se ve más chico.
¿Cómo nos vemos nosotros desde arriba?
Empiezo.
Primero pincel, después rodillo.
El rodillo rueda por la pared
y salta pintura.
Tengo estrellas blancas en los brazos y las manos.
Una constelación completa.
El blanco no tiene por qué ser un color aburrido.
Hay más luz en la pieza.
Hay más espacio.
Menos cosas.
Una cama  menos.
Mi hermana se fue hace mucho
Pero recién ahora saque la cama.
Ahora  queda una sola cama.
Ahora estoy sola.
Ahora tengo estrellas en la cara.
Pintura en las zapatillas.
Hay algunas manchas en el suelo.
El blanco no llega a tapar el rosa que había antes.
No podemos ocultarnos.
No importa cuanta pintura usemos.
Termino.
Me duelen los brazos.
Pero la pieza huele a pintura.
A nuevo.
Casi como si me hubiera mudado.


No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook



3 comentarios:

  1. Hola Cati!
    Me encantaron la serie de pensamientos, cómo se van encadenando con pequeñas cosas y lo que podrían significar.
    Espero que disfrutes de la habitación "nueva" y la llenes de recuerdos.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Cata!
    Me encantó tu texto :) Hace poquito pinté mi habitación y me trajo muchos recuerdos. ¡Te animo a seguir escribiendo!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. hola! que lindo escribes , sigue haciendolo, queremos leer mas! te llevamos al muro volaando, gracias y saludosbuhos.

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury